Son muchos los desafíos y cambios que afrontan las parejas a lo largo de su relación y por ello cada vez es mayor el número de ellas que deciden recurrir a terapia como una búsqueda profesional de apoyo y orientación ante los diversos problemas a los que tienen que enfrentarse.

A mi consulta asisten aquellas parejas que quieren abordar un determinado tema o problema que anteriormente han intentado solucionar de forma poco fructífera o ineficaz.

No necesariamente son parejas en crisis graves o al borde de la ruptura las que piden consultarme, sino que también acuden parejas que desean buscar alternativas sobre determinados aspectos de su relación que sienten que podrían mejorar o que debieran revisar.

Mi objetivo principal es trabajar en la reconstrucción de la relación de pareja y en el restablecimiento del vínculo afectivo. Si bien, hay veces que a pesar de acudir a terapia hay desavenencias y diferencias que no lo hacen viable. En estos casos, la terapia os ayuda a tomar conciencia del desgaste y os acompaña para que el proceso de ruptura o separación sea lo menos doloroso posible.

Si tu pareja no quiere/puede acudir a terapia, ven solo/a ya que al tratarse de una relación de dos, cualquier cambio que tú desarrolles producirá a su vez grandes cambios en la relación con tu pareja de una manera sólida y positiva.

Algunas situaciones frecuentes en mi consulta son:

Terapia de pareja en Atocha y Aluche, Madrid

¿En que os puede ayudar la terapia de pareja?:

Terapia de pareja en Atocha y Aluche, Madrid

DECÁLOGO DE PRINCIPIOS PSICOLÓGICOS DE LA TERAPIA DE PAREJA CON LORENLAY FRAILE

  1. Autonomía: la pareja participará de las decisiones y tareas que surgirán a lo largo de la terapia.
  2. Individualización: se tendrán en cuenta las necesidades, preferencias, experiencias y cultura de referencia de cada pareja.
  3. Empoderamiento: fomentando las fortalezas y capacidades de la relación y de cada uno individuamente.
  4. Continuidad: ofreciendo un acompañamiento continuo en el proceso de crecimiento tanto personal como de pareja.
  5. Totalidad: se abarcarán todos los aspectos que rodean vuestra convivencia (vivienda, trabajo, educación, familia de origen, hijos, redes sociales, etc.)
  6. Respeto: aceptando y respetando las propias creencias y valores de cada uno/a. Incluyendo la protección de vuestros derechos y la eliminación de prejuicios y estereotipos.
  7. Imparcialidad: Presentando un espacio de neutralidad e imparcialidad para la resolución de vuestros conflictos y exposición de las propias perspectivas.
  8. Flexibilidad: respetando al máximo vuestro ritmo y guiándoos en los posibles momentos de miedo, ansiedad o duda ante el cambio.
  9. Confidencialidad: Se conservará en todo momento la confidencialidad de lo tratado en las sesiones individuales de cada miembro de la pareja.
  10. Motivación: focalización en vuestra capacidad de aceptación, afrontamiento y superación de los obstáculos de una manera positiva y proactiva.